Pizarras

¿Por qué todos deberían tener una pizarra?

A través de la historia las pizarras han sido el punto en común para escribir o plasmar ideas, incluso antes de que las personas supieran lo que era este objeto que hoy en día es común en lugares como aulas de clases.

Una pizarra es un objeto sobre el cual se puede dibujar, escribir, plasmar ideas. Es rectangular y aunque pueden ser de muchos colores, los habituales son verdes, negras o blancas si son acrílicas.

El color no importa, pero su naturaleza y calidad, conocer cómo funcionan cada una, te llevará a una mejor elección y por eso te traemos la siguiente variedad para que elijas la más adecuada a tu estilo de vida.

Las pizarras también tienen historia

Todo lo que nos rodea tiene su nombre por alguna razón. En este caso, las pizarras se conocen así porque en la antigüedad se fabricaban con una roca que llevaba y significaba ese mismo nombre.

La piedra se pulía y luego era aislada del resto para escribir en ella con yeso o algún otro material que funcionara. ¿Te imaginas escribiendo en una piedra?

Lo cierto es que todo cambia, incluso las pizarras. Un elemento de tanta utilidad no se podía quedar en el pasado y hoy, usada para dar clases, para anotar recordatorios, para dibujar, para explicar hasta en las más grandes empresas del mundo, su evolución no pasó desapercibida.

Tipos de pizarrones 

Las hay según su calidad y precio como todo en la vida; pero también dependiendo de para qué la quieres o cuáles son tus necesidades. Puedes creer que no necesitas una, pero si tienes alguna en casa, desempolvala y atrévete a soñar en grande.  

Existen para rotuladores o marcadores, de tiza, esmaltado, vidrio, acero esmaltado, acrilicas, tácticas, digitales, acero verificado, para pentagramas, con ruedas, pies, hostelería, minipizarras y pizarras para colgar. 

A continuación daremos una explicación breve de cada una de ellas y si deseas mas información da clic en las imágenes o en el enlace.

Las pizarras para rotuladores

Son blancas y bastantes prácticas y pueden ser melaminadas o estratificadas. Resultan muy económicas, pero como hablamos del uso, esta solo le servirá a quien le dará utilidad unas horas a la semana y no para alguien que la necesite diariamente. 

Pizarras de tiza

Funcionan más para los niños porque la pizarra es un elemento didáctico básico para aprender prácticamente cualquier cosa que se nos venga a la mente. Sin embargo no es de uso exclusivo, hay universidades que todavía las utilizan.

Sin importar cuanto tiempo pase, no pueden dejar de usarse. Con una buena idea y tizas de colores podrías ingeniartelas para dar crear nuevos contenidos.

Pizarras de vidrio

Usualmente fabricada con vidrio templado, resulta una de las más resistentes para quienes quieren innovar y la necesitan bien sea para estudios, trabajos y hasta reuniones. 

Pizarras de acero esmaltado

Son magnéticas y su tablero es acero recubierto con un esmalte o laca. Son muy resistentes y por tanto, duraderos, pero un poco más costosas que el resto. Pero vale la pena hacer la inversión por algo duradero.

Pizarras acrilicas de plástico

Las conocidas por su peso pluma, suelen usarse tipo pizarra de mano por su facilidad a la hora de cargar. Están fabricadas con un plástico llamado metacrilato, similar al policarbonato o al poliestireno pero es más resistente al rayado.

Pizarras tácticas

¿Se han fijado en las pizarras que usan los entrenadores de baloncestos, fútbol, deportes en general? Pues si no lo hiciste date un vistazo por algún partido y observarás este tipo. Son especializadas, tienen con las líneas de la pista del deporte a realizar para poder armar la jugada. 

Algunas incluyen doble rotulación, por delante y por detrás: En un lado se muestra el campo de juego completo, mientras por el otro tendrán sólo medio.

Cada deporte necesita su pizarra, por eso hablamos de calificarla como personalizada. Esto es una muestra de su utilidad en la vida diaria que probablemente no conocías y es una prueba de que un uso de este elemento es que te permite organizarte.

Las mejores pizarras de tácticas incluyen un forro para transportarla y conservar la superficie en buen estado, de tal forma que puedas confiar en que su duración dependerá única y exclusivamente del cuidado que le de su responsable.

Minipizarras

Son aquellas de tamaño miniatura que sirven para colocar bien sea en una mesa, escritorio, sirven como adornos y tipo recordatorio. Las vasa encontrar en todas las formas aunque no lo creas, de tiza, acrílicas y hasta digitales.

Una ventaja es que se pueden trasladar a donde quieras fácilmente. 

Pizarras para colgar

¡Sí!, no lo habías notado pero esas que has visto como adornos en la casa también forman parte del grupo de pizarras. Funcionan perfectamente  como adorno, todo depende de para qué la quieras usar. Tienen una cuerda para guindar en cualquier rincón de tu hogar, habitación u oficina. Pueden resulta hasta divertidas si añades un mensaje personalizado para tu espacio favorito. 

Pizarras de acero vitrificado

¿Recuerdan que hablamos de evolución? Estos pizarrones son una nueva versión de las esmaltadas. Aunque su base es la misma, el recubrimiento de esta pizarra blanca es mucho más resistente.

Pizarras de pentagrama

Las pizarras no solo existen para los estudios convencionales. No son para nada aburridas y por eso también están presente en las artes. Son usadas en clases de música. Están en los institutos, colegios que imparten talleres musicales y hasta en conservatorios. 

Tienen cinco líneas que forman un patrón, son negras y conocidas como pentagrama musical para escribir las notas.

Antes para esta práctica también se usaban las de tiza, pero hoy los músicos tienen esta comodidad asegurada.

Pizarras con trípode o con ruedas

Resultan indudablemente útiles para actividades donde necesitas escribir y no tienes donde colgar una pizarra, son fáciles de llevara cualquier sitio gracias a esas rueditas que vienen en las patas diseñadas para ser todo un rotafolio.

También se conocen como pizarras rotafolios, papelógrafos o pizarras para conferencias.

Pizarras para hostelería

¿Pensaste alguna vez que el marketing y las pizarras podrían ir de la mano? En este mundo todo es posible y esas propagandas que consigues en la entrada de locales como restaurantes y que te ofrecen algún servicio o te indican que hay alguna oferta, esas son las de hostelería.

También tienen unas patas para no depender de ningún apoyo y solo tú puedes darle ese toque para lo que necesites .

Generalmente es negra y de tiza, pero ya se encuentran a modalidad acrílica.

Pizarras con pies

Son aquellas que no necesitan un apoyo, pueden pararse por sí solas y mantenerse firmes. 

La tecnología llego, ahora tenemos las pizarras digitales

La tecnología convierte todo lo que nos rodea en una nueva cara. Las pizarras tienen la suya. Su abreviatura es PD y tienen un sistema que está integrado o funciona con un ordenador y un videoproyector. 

Estas pizarras son fascinantes porque con ellas podrás proyectar todos tus contenidos. Lo podrán ver tantas personas como quieras.

Funciona para charlas, foros, exposiciones y es usada sobre todo para personas de estudios superiores como diseño gráfico, arquitectos y otros. 

Se puede interactuar sobre las imágenes proyectadas utilizando los periféricos del ordenador: ratón y teclado. 

Para poder hacer uso de esta máquina tan potente y que hace ver tu trabajo más profesional, sería útil tener internet en la sala donde te toque laborar. 

Sus componentes se basan en un videoproyector que por lo general debería estar fijo en el techo, dando dirección a donde debe proyectar.

Por otra parte están las pizarras digitales interactivas. Estas funcionan con un sistema tecnológico integrado por un ordenador, un videoproyector y un dispositivo de control de puntero.

Lo que esta tecnología permite es que básicamente el tema a exponer frente a muchas personas no se convierta en algo tedioso. 

Es una herramienta sumamente provechosa porque puedes mostrar lo que quieras y de formas super creativas.

¿Conoces el dicho “Una imagen vale más que mil palabras”?, sería conveniente que lo que no se puede decir se pueda ver, los demás puedan gozar de lo que quieres compartir y que la comunicación pueda fluir solo gracias a una pizarra que muchos pensarían es simple. Puedes innovar. 

Marcas de pizarras digitales

Antes de comprar asegúrate de averiguar buenas marcas sobre las pizarras digitales: Smart, Promethean, eBeam, Epson, Legamaster, son de las principales recomendaciones.

Ventajas y desventajas

Lo bueno siempre es más

Las ventajas de las pizarras es en el caso de los estudiantes que los desconecta por un momento de la tecnología, al menos en el caso de las tradicionales como lo son las de tiza y las acrílicas. Aunque la tecnología no es mala, de vez en cuando ir a los métodos convencionales puede causar sorpresas en el aprendizaje. 

Las pizarras sirven como elemento didáctico, ya que no todas las personas aprenden de la misma forma. 

Además con la llegada de las pizarras acrílicas se acabó el sufrimiento de los que son alérgicos a las tizas o que simplemente no les gusta ensuciarse con estas

Para los estudiantes de cursos superiores existen también las pizarras virtuales, estas ayudan a que alumnos de carreras como el diseño gráfico puedan presentar trabajos más profesionales.

Lo malo tiene solución

Pero como todo las pizarras también tienen desventajas por ejemplo en la pizarra tradicional hay que borrar el contenido para poder seguir escribiendo contenido. 

¿Cómo hacer un pizarrón en casa?

Va a parecer una locura, pero si no puedes comprar un pizarrón o eres de esas personas a las que les gusta reciclar, puedes perfectamente hacer una pizarra casera. 

Solo necesitarás los siguientes materiales: Un marco viejo de algún cuadro o espejo que no uses, una brocha, esmalte acrílico y pintura para pizarra.

Lo primero que debes hacer es asegurarte que tu marco tenga la parte trasera. Luego separa ambas partes para pintar tu fondo con la pintura para pizarra. Espera que seque muy bien y agrega el acrílico. Agrega el marco y pintalo del color que quieras. Y listo, un pizarrón hecho en casa. 

Un pizarrón parece un objeto simple y de poca a utilidad a simple vista, pero la verdad es que están llenos de tantas posibilidades como nuestra imaginación. Desde el tradicional hasta el digital hay infinitas opciones de lo que puedes hacer y lograr si tienes uno. Los límites los pones tú.

Escribir, dibujar, anotar cuentas, puntajes, ideas y más es todo lo que puedes hacer con una pizarra.

Preguntas frecuentes

¿Dónde se puede comprar un pizarrón?

Lo mejor de los pizarrones es que no debes ir hasta el fin del mundo para buscarlos.
La librería de cualquier esquina tendrá pizarrones, pero también puedes conseguirlos en jugueterías. 
Los digitales no los conseguirás en los lugares anteriores, pero sí en tiendas de tecnología de cualquier centro comercial.
Ambas están disponibles en Amazon y vía Mercado Libre.

¿Para qué comprar una pizarra?

Un pizarrón resulta una herramienta de muchas utilidad en cualquier hogar.
Para empezar puede tenerla en cualquier parte de la casa para anotar las labores diarias que muchas veces se pasan por alto.
Si tiene niños pequeños, no tiene ni que dudarlo, es una herramienta casi mágica para el aprendizaje, puede enseñarle a leer, escribir, sumar, restar, cualquier cosa que se proponga. 

¿Cómo limpiar una pizarra?

Eso dependerá del pizarrón que se tenga en casa, colegio u oficina…

Si se tiene un pizarrón tradicional de tiza, existen borradores que ya vienen con ella, pero si se perdió o cualquier otra situación, se puede usar un pañito húmedo y luego esperar a que seque.

En el caso de las pizarras acrílicas hay que tener un cuidado especial. Muchas veces si necesitamos escribir algo se limpia con cualquier cosa o líquido y no debe ser así. Para estos pizarrones se debe usar su borrador correspondiente, un pañito seco o en su defecto si la tinta usada es muy fuerte o se manchó, puede optar por un pañito con un poquito de alcohol. 

Para las pizarras más sofisticadas, las digitales para las nuevas generaciones, también hay opciones de limpieza. Primero se debe apagar y luego pasar un pañito cuya tela debería ser igual a la de limpiar los lentes de visión. 

Este artículo fue escrito con mucho amor para ustedes, déjanos tu calificación
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales, gracias!
  • 5
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos