Freidoras

No es común tener freidoras en el hogar, pero si deseas ser el rey o la reina de la casa, entonces debes tener esta herramienta de cocina y serás el centro de atención de todos quienes te rodean.

¿A quién no le gusta una deliciosa comida frita, sean papas, nuggets de pollo o cualquier cosa que tu imaginación te presente?– Estos son un delicioso placer para los consentidos de la casa, para un almuerzo del fin de semana o simplemente para ese momento entre amigos observando los deportes.

Sin embargo hay que tener mucho cuidado, las comidas fritas no son exactamente la opción más saludable para nuestro organismo.

La Mayoría de las personas que sufren de sobrepeso o de problemas en las arterias y del corazón, es a causa de exceso de consumo de grasas saturadas y de consumir este tipo de comidas.

Por lo que su periodo de vida se reduce increíblemente casi a la mitad, así que cuando pienses en comidas fritas, ten presente que debes comerlas moderadamente.

Ahora, una freidora es una herramienta que podemos encontrar comúnmente en la industria de la comida rápida.

Muy raro es que encontremos algo así en casa, a menos claro que seas un chef profesional, pero aún así, las personas comunes pueden acceder a esta maravilla.

Hoy en día, las freidoras aparecen más en las tiendas como productos para el hogar, viene en distintas presentaciones y con distintos modos de funcionar.

Sea cual sea tu gusto, si tienes una, considérate un ganador y que en tu casa al final tendrás la última palabra.

¿Qué es una freidora?

Luego de esta presentación y estando conscientes de que a esta hora quisiéramos disfrutar de una sabrosa comida frita.

Comenzamos explicándote qué es este artefacto tan maravilloso y que si lo vemos desde el punto de vista de una persona de hogar podría llegar a ser tan indispensable como una nevera o una cocina.

Una freidora, es un utensilio de cocina que tal y como lo dice su nombre, cumple con la única función de freír alimentos.

Tal y como te explicamos anteriormente, existen las presentaciones industriales y en los últimos años hemos observado como también ha extendido sus servicios como un aparato doméstico.

Así como estas tradicionales, también han salido al mercado las llamadas freidoras sin aceite o de aire caliente.

Lo asombroso de este avance en la vanguardia de la cocina, es que, con ella puedes además de freír, puedes realizar cocción y horneado utilizando muy poco e incluso nada de aceite, permitiendo así que las comidas sean mucho más saludables.

¿Cómo funcionan las freidoras?

Para las tradicionales, estas tan solo se encienden, para luego verter el aceite de cocina y espera a que este se caliente bien, en ese punto, agregamos lo que sea que queramos cocinar, desde papas hasta pescado.

En el caso de aquellas que no requiere del aceite, solo enciéndelo, programalo y veras como estas tienden a trabajar a vapor y cuando la comida esté lista, tu solo disfrutas de ese sabor crocante que logra la fritura pero sin la necesidad de freír ¡QUE MARAVILLA!

Entre sus características, las freidoras modernas cuentan con cestas donde puedes introducir los alimentos y que estos se sumerjan en el aceite bien caliente.

También cuentan con cronómetros, con estos puedes programar el tiempo de cocción para las comidas sin la preocupación de tener  que permanecer cerca de la misma para evitar que se te quemen, así que podrás dedicarte a otros quehaceres mientras este artefacto hace todo el trabajo pesado por ti.

Los nuevos modelos también tienen un sistema automático para sumergir y retirar los alimentos en sus respectivas canastas, también cuentan con un sistema de ventilación para dispersar el olor, filtros para alargar su tiempo de vida útil y controles de temperatura.

Entonces, ¿Cómo debes ponerla a funcionar?- Solo tienes que encenderla, controlar el nivel de calor que quieres usar, viertes el aceite y esperas a que esté bien caliente.

Ahora colocamos el alimento que deseas freír, este debe estar bien seco pues las gotas de agua que queden en ellas puede hacer que el aceite salte y corras el riesgo de quemarte la piel o acabar en un accidente incluso más grave.

Finalmente, cuando ya esté frita la comida, retirala, espera a que este se seque por completo y listo, puedes disfrutar de un excelente bocadillo.

 ¿Cómo saber cuál freidora es la apropiada para mí?

Esta es una pregunta que frecuentemente hacen las personas que desean tener una, recordamos que existen distintos tipos de ellas, clases marcas, modelos; en fin, la respuesta para ello es simple, todo depende de cuál sea tu necesidad.

Si eres un ama de casa moderna y muy dedicada y deseas complacer a tu familia con un sabroso plato a la canasta, pero no quieres darles comidas grasosas y poco saludables, tu mejor opción son las freidoras de aire.

Tipos de freidoras

Las mejores marcas de freidoras

Bottom Mount.

Esta marca elabora artículos de calidad, en el caso de esta y de otras freidoras que nombraremos a continuación, cuenta con programador de tiempo y de temperatura.

Su tamaño de 1,5 pulgadas permite una buena cantidad de alimentos, ideal para una cena romántica hecha en casa.

Vienen en diversos colores y su precio de venta al público puede oscilar entre los 62€ y 80€, no son costosos, sin embargo la decisión de obtenerlo o no siempre será decisiva en el cliente.

Oster

Sin duda, una de las mejores marcas no solo en América latina, sino en el mundo entero también, con mismas funciones a la mencionada anteriormente.

Estas pueden venir en distintas presentaciones con respecto a la capacidad de alimentos. Y como cocinan al aire, puedes usar una insignificante muestra de aceite o puedes simplemente no usar nada.

Las de menor capacidad pueden rondar a partir de los 60€, sin embargo las de mayor podrían alcanzar los 110€, pero la garantía de que es un producto “Con confianza, Oster” hace que esto en vez de ser un gasto innecesario, realmente valga cada céntimo que pones en el.

Estos son equipos hechos para durar por muchos años y si por alguna se te daña no te preocupes, siempre puedes encontrar los repuestos, darle un poco de amor a tu querida amiga de confianza y seguir haciendo lo que más te gusta.

Frigilux

Tampoco se queda atrás en este mundo tan competitivo como lo es la producción, distribución y venta de electrodomésticos, ellos también cuenta con la capacidad industrial de fabricar freidoras de muy buena calidad.

Generalmente sus productos son muy buscados, las freidoras caseras de esta compañía tiene una capacidad de 2,5 pulgadas y con un sistema de control similar a los 2 últimos mencionados.

El costo de este tipo de freidoras pueden costar a partir de 100€ ¿Qué les parece?- Algunos dirán “Oye, eso está demasiado caro”, Tal vez estén en lo correcto, pero todo conocemos la calidad de esta marca, en todos sus electrodomésticos y por supuesto, sus repuestos son fáciles de encontrar.

Cuisinart

Esta marca italiana tiene entre sus modelos, una similar a un horno hecho de acero inoxidable y de pulgadas por encima de las ya mencionadas anteriormente.

Estas podría llegar a ser las más costosas en el mercado, pues sus mejores modelos, llegan incluso a superar los 140€, pero existirá una persona que reconozca la calidad donde la ve y no tienen problema en pagar un poco de más.

¿Que tan buenas son las freidoras industriales?

Anteriormente te mencione algunas opciones de freidoras caseras, pero ahora es el turno de las industriales. Estas son normalmente vistas en restaurantes, puestos de comidas rápidas y en espacios donde se hacen postres, entre los que pueden realizar en ellas destacamos los churros y las donuts.

Empresas como KFC Y McDonald’s necesitan de este tipo de freidoras, puesto a que ellos deben elaborar comidas en más para poder satisfacer a la clientela.

En este punto nos hacemos un poco de lado del tema para ponerte un ejemplo de cómo una simple freidora llevó a una persona de ser un don nadie en el mundo a un éxito global.

Quienes han comido en KFC entonces sabrán quién fue el queridísimo Coronel Sanders.

Tuvo muchos trabajos en su vida, abandonó los estudios, a Sanders nunca le fue muy bien en lo que fuera que hiciera, tuvo muchas deudas y llegó hasta el punto en el que su esposa con quien compartió muchos años de matrimonio lo dejó de repente.

Se puso a pensar, había algo que él sí sabía hacer muy bien y eso era pollo frito, entonces compró una freidora, salió a las calle de Kentucky, Estados Unidos y empezó a venderlo.

Su pollo le dio todo lo que siempre quiso, el éxito y fue entonces que empezó la era del Kentucky Fried Chiken.

Hoy en día, las freidoras industriales inunda el mercado mundial y no existe restaurante o puesto de comida rápida en el mundo que no necesite una de ellas.

¿Y por qué no?- son rápidas, cocinan grandes cantidades de comida y con ellas puedes atender hasta más de 2.000 clientes por día, generándote millonarios ingresos al año.

Son fáciles de usar, programas tu equipo para freír y todo que introduces en el aceite en muy poco tiempo salen crujientes y doraditos por fuera, pero suavecitos por dentro.

Las empresas que deben alimentar a sus empleados también tienden a disponer de estas freidoras, debido a que los cocineros deben proporcionar un menú variado todos los días, así usen estas o no.

¿Cómo adquirirlas?

No son tan difíciles de obtener, las freidoras para la casa fácilmente puedes encontrarlas en tiendas de electrodomésticos, siempre busca asesoría de los encargados de la tienda, ellos conocen muy bien su mercancía y su opinión será siempre valiosa.

En el caso de las freidoras industriales, bien, estas no necesariamente las vas a conseguir en un establecimiento común, está por lo general las encontrarás en espacios más de “emprendedores”.

Si conoces distribuidoras en tu área, no tendrás problema en solicitar un presupuesto para comprar una necesaria cantidad de estas máquinas para darle arranque a tu negocio.

Ahora, también puedes conseguir los números de las fábricas, ellos toman los pedidos al por mayor y puedes pagarles directamente a ellos.

Después de todos, son quienes invierten en la materia para la elaboración de cada una de las piezas, el ensamblaje y la distribución por todo el globo terráqueo.

Conclusión

Las freidoras son una buena idea si quieres cambiar la rutina un poco en tu casa, pero debes tener conciencia de que lo que le estás dando a tu familia fue sumergido en un mar de grasas saturadas.

Por eso, tú mujer o tú, hombre que eres de los amantes de la comida de comida frita, piensa en lo que le das a tu cuerpo y a los tuyos.

Lo mejor que puedes hacer para esos momentos es cocinar en freidoras que no requieran de mucho o nada de aceite vegetal comestible, la salud es lo más importantes en estos momentos tan impredecibles.

En el caso tuyo, empresario, emprendedor, que te enfocas en la producción de comidas rápidas.

Asesórate bien con especialistas en esta materia sobre cuáles son las mejores marcas, las de mejor calidad y ten siempre presente el uso que le des al mismo.

Hoy en día las personas han optado por un estilo de vida más sano, ya lo dice el dicho “eres lo que comes”.

Buscan darse un gusto con lo que más les gusta pero sin pasar por el incómodo sentimiento de la culpa, bueno hoy en día eso es posible, tienes las opciones al alcance de tu mano.

Entonces, qué estamos esperando, destaca con tus mejores recetas y fríe sin la necesidad de usar cantidades industriales de aceite.

Mientras más sana lleves tu vida, mayor será el tiempo del que podrás disponer para disfrutar de todo lo que encanta. Disfruta siempre tus alimentos y cuando estés en la mesa no olvides de desearles a todos ¡buen provecho!

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor aceite para el consumo humano?

Hoy en día existe un debate sobre que aceite es mejor para el consumo de la personas.
La respuesta claramente es el aceite de oliva, pero si te refieres al aceite de cocina, yo recomendaría siempre el aceite de maíz.
Sin embargo lo normal sería no consumir aceite comestible puesto que aunque te digan que esta es la mejor opción o si esta otra es mejor.
La verdad es que aún no hay un veredicto seguro, por lo que si te recomiendo el aceite de maíz, ten también la conciencia de que ningún aceite es completamente sano.

¿Por qué las freidoras trabajan más rápido que las cocinas convencionales?

Verás, estas son más espaciosas y cuentan con una función específicas.
Sin embargo, muchas veces, en el momento que pones un alimento a freír y los retiras luego de máximo unos 20 o 30 segundos, te das cuenta de que el trabajo fue más que todo superficial.
Entonces estos no quedan del todo cocidos, cuando veas que eso pasa, asegúrate de pedir tu alimento bien hecho y evitar un malestar.

¿Por qué muchas personas cocinan con el aceite que reciclan?

No es sano reciclar el aceite con el que se cocina.
Cuando se trabaja con este material, el mismo se quema, entonces lo más natural sería deshacerse de este cuando se termine de usar, el aceite reciclado podría traer problemas más adelante, así que a tomar nota con esto.

¿Cómo se logra freír sin aceite?

Hoy en día las tecnología ha avanzado mucho, entonces, las freidoras de aire se han convertido  en la alternativa de llevar una vida más sana sin tener que dejar a un lado esas cosas que nos gustan, yo los recomiendo.

¿Cuánto puede costar una freidora industrial para mí que quiero iniciar un negocio?

Un freidora usada puede costar alrededor de 200€, si esperas montar un carrito con cualquier tipo de frituras.
Ahora si lo quieres es un restaurante, una freidora industrial podría valer miles de euros, así que piensa si para el emprendimiento que quieres, te es rentable buscar esta opción.

Este artículo fue escrito con mucho amor para ustedes, déjanos tu calificación
(Votos: 4 Promedio: 5)
¡Si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales, gracias!
  • 3
  •  
  • 1
  •  
    4
    Compartidos