Rabbit Kast: compartir un servicio de streaming nunca fue tan fácil

La vida en grupo es más sencilla, y el hombre lo ha entendido desde hace miles de años. La mayoría de las actividades que podemos hacer, son más sencillas, las acabamos más rápido y las disfrutamos más si otras personas nos ayudan.

Una de las áreas en la que esto es más notorio es en el trabajo. La división de tareas tiene una larga data, ya que, hasta las primeras civilizaciones practicaban esto; unos se dedicaban a la siembra, otros a la caza, otros a la fabricación de herramientas, y así se ha mantenido hasta ahora en cierta manera.

No obstante, los beneficios de las actividades grupales no son sólo económicos; a nivel social y psicológico también los hay, actividades deportivas, por ejemplo, se basan completamente en el trabajo en equipo y, de por sí, la vida de las personas se nutre de la interacción que tienen con otras personas.

En el ámbito artístico, por ejemplo, se reconoce que hay un carácter privado, que se relaciona a la persona que realiza la obra; y un carácter público, que es la exposición de la obra, la reacción e interacción que puede surgir entorno a ella.

De lo anterior dicho, hay muchos ejemplos, uno de ellos es el teatro: lo privado sería el guión y la historia; pero una vez esto se expresa, a través del escenario y los actores que recrean lo que escribió el guionista, y hay una audiencia,  pasa a ser algo público.

Este carácter colectivo, o público, del entretenimiento se ha vuelto algo común y hasta necesario; la mayoría de las personas recurren a la ficción para distraerse de la realidad, y para ello hay de todo; libros, series, música y películas, por sólo nombrar algunas.

Que el arte, y sus expresiones, se puedan compartir con otras personas ha tenido varias consecuencias: la primera, el arte es un centro de interacción humana; y la segunda, ha resultado en un negocio muy lucrativo.

Sin embargo, con la llegada del internet este panorama cambió. Ya no era necesario ir al cine para ver una película, o ir a un estadio para ver un partido de fútbol, y aunque la televisión fue la pionera, el internet cedió completamente al usuario el control de su entretenimiento.

Las plataformas de streaming hacen que la exposición artística que antes era pública se vuelva privada. Este hecho puede ser ventajoso, pero hay quienes disfrutan de las reacciones e interacciones que surgen al ver una película o una serie.

Aunque el internet nos conecta con otras personas, con tan solo un click, es innegable que también ha despertado un individualismo en muchos sentidos; más que todo, porque toda interacción ocurre en la web y no en un espacio físico. Las películas antes se veían con muchas personas en un mismo espacio, ahora las puedes ver solo desde tu casa.

Junto a lo anterior descrito, las plataformas de streaming más conocidas no permiten que varios usuarios vean lo mismo. Pese a ello, existen herramientas en la web que te pueden conectar en tiempo real con otros y así compartir.

En esta ocasión, en Elmanualdelinternet queremos hablarte sobre Rabbit Kast, una plataforma que te permite ver películas y series con tus amigos en tiempo real. 

Rabbit Kast: un salto al éxito

Rabbit es una plataforma de streaming que surgió en el año 2014, se popularizó porque permitía que varios usuarios vieran el mismo contenido multimedia al mismo tiempo. Así generó una enorme comunidad de streamers y una gran audiencia.

En el año 2019, Rabbit entró en crisis por problemas de financiamiento; otra empresa llamada Kast adquirió el proyecto para que no fuera eliminado de la web. Entre los cambios que atravesó Rabbit, está el cambio de nombre a Kast; aun así, entre los usuarios conserva el nombre original y, por un tema de familiaridad, nos referimos a esta plataforma como Rabbit Kast.

Funcionamiento

Rabbit Kast puede ser usado desde un navegador, un Smartphone o una computadora, gracias a que cuenta con programas y aplicaciones oficiales y todas están disponibles para los productos Apple, Microsoft y Android.

Aunque su formato más popular fue el web, actualmente funciona mucho mejor si instalas la aplicación o descargas el programa. También, para usar la plataforma debes estar previamente registrado.

Lo que ofrece Rabbit Kast es una interfaz sencilla y elegante, donde puedes participar en las salas creadas por otros usuarios, en ellas se transmiten contenidos en vivo y a través del chat puedes interactuar con otros usuarios, o incluso puedes hacer video llamadas.

Otra función interesante, relacionada con las salas es que pueden ser públicas o privadas; en el caso de ser públicas, cualquier usuario en la plataforma puede ingresar, y cuando son cerradas se tiene que enviar una solicitud previa para poder acceder.

¿Quién puede usar Rabbit?

Una de las preguntas más frecuentes cuando leemos una sugerencia es ¿eso será para mí? Y si, Rabbit Kast puede ser usado por cualquiera, que esté registrado y tenga un equipo electrónico. Aquí te dejamos algunos usuarios a los que les puede ser útil esta plataforma.

Amantes del séptimo arte

Uno de los mercados más pujantes en internet son plataformas de streaming, en Rabbit Kast muchos usuarios transmiten series y películas, por lo que puedes disfrutar de esos contenidos de forma gratuita. Aquí conseguirás casi cualquier serie o película, generalmente están en salas privadas, pero puedes verlas completamente gratis.

Gamers

Otro tipo de contenido muy popular en Rabbit Kast son los gameplays, aquí encontrarás transmisiones en vivo de personas jugando casi cualquier cosa; desde los juegos más antiguos, los más complicados o los más famosos. Igualmente, si quieres transmitir tus partidas o probar videojuegos en vivo, la plataforma te da una sala personal a la que puedes invitar a tus amigos.

Profesores y estudiantes

Bien sea que, necesites dictar una clase online o necesites reunirte con tu grupo de exposición, Rabbit Kast permite video llamadas; además que, las salas tienen una capacidad de máximo 100 personas. Así, este sitio puede ser un centro de reuniones muy útil para profesores y estudiantes.

Ventajas

Las plataformas de streaming ofrecen muchos beneficios a los usuarios, en general, destacan por ser intuitivas, prácticas y tener una gran variedad de contenidos. Algunas exigen suscripciones y otras no, unas están disponibles en un único formato y otras están para todos los dispositivos.

En el caso de Rabbit Kast, las ventajas son muy especiales y diferentes a las demás; ya que, esta plataforma surge de una desventaja que tienen las demás, y es la imposibilidad de compartir el contenido que se está viendo. Pero Rabbit va mucho más allá.

Compartir

El punto más fuerte de Rabbit Kast es que permite que muchos usuarios vean un mismo contenido, además de poder conectarlos en video llamada o chatear, y todo eso en una misma plataforma.

Este punto es más importante si queremos compartir con personas que no están cerca de nosotros, como nuestros familiares o amigos que viven en otras ciudades; o si, queremos ver una película con un amigo que sea de otro país.

Es gratis

Plataformas de streaming como Netflix o HBO GO son pagas, y costosas, si promediamos lo que necesita invertir un usuario al año en ellas, estaríamos hablando de unos $200 o más.

Rabbit Kast es distinto, aunque tiene una versión Premium, ofrece su servicio de forma gratuita y no limita tanto al usuario; por otro lado, esta versión paga cuesta $4.99 al mes, una diferencia abismal en comparación a los precios de otros servicios de streaming.

Rapidez

A diferencia de otras plataformas de streaming, Rabbit Kast sólo requiere 3 mb por video; esto implica que, para ver transmisiones o transmitir no necesitas un internet de alta potencia. Como consecuencia, no tendrás que invertir en planes costosos de conexión.

Versatilidad de formatos

Rabbit Kast puede ser usado en cualquier dispositivo; un Smartphone (con sistema IOS o sistema Android), una Tablet, una laptop o una computadora. Además, puedes instalar las aplicaciones oficiales, descargar el software  o usarlo desde tu navegador.

Variedad de contenidos

En esta plataforma encontrarás tus series favoritas, películas de distintos géneros y épocas, programas de televisión actuales o antiguos, transmisiones deportivas, gameplays y programas independientes; todo en un mismo lugar y de forma gratuita.

Un uso muy curioso y útil de Rabbit Kast, es que puedes familiarizarte con otros idiomas a través de las transmisiones; pues, estas suelen tener el audio y los subtítulos en el idioma original de la producción, ya sea inglés, alemán o francés.

Comunidad

Los usuarios de Rabbit Kast son los responsables de que en este sitio haya tanto contenido, pues son ellos quienes hacen las transmisiones; igualmente, puedes conocer personas dentro de esta plataforma y hacer amigos.

Compatibilidad

Este servicio de streaming, aparte de todo lo que hemos mencionado, funciona con otras plataformas como Netflix y Youtube; por ejemplo, si quieres ver una serie con alguien, pero esta persona no tiene una cuenta en Netflix, lo solucionas al enlazar tu perfil con Rabbit Kast y compartir el link de la sala con la otra persona.

Desventajas

Aunque Rabbit Kast suene como el servicio de streaming perfecto para muchos, para otros puede resultar insuficiente, y aquí te explicaremos el por qué.

Limitaciones

Antes de la crisis del 2019, Rabbit tenía muchas más opciones y la interfaz era más organizada; por ejemplo, habían categorías de transmisiones de anime, películas, series y canales de televisión.

Cuando Kast adquirió el proyecto, la interfaz cambió y no estaba organizada de la misma manera, y terminó siendo poco intuitiva para muchos usuarios. Por otro lado, el servicio dejó de tener las mismas herramientas en la web para ser exclusivas de la versión Premium.

Anuncios

Al igual que la mayoría de los servicios en internet que son gratuitos, Rabbit Kast se financia de las suscripciones Premium y de los anuncios que aparecen en la interfaz; lógicamente, estos solo pueden ser retirados al pagar los $4.99 de la membresía mensual.

Registro previo

Para muchos internautas, la privacidad y el anonimato es lo más valioso que se tiene y, por eso, las páginas para ver películas o series son tan buscadas en la web; pues, estas no exigen al usuario entregar sus datos.

Rabbit Kast si lo hace, se requiere de un correo electrónico para poder acceder a la plataforma; aunque esto puede ser solucionado usando un temp mail, no deja de ser molesto para algunas personas.

¿Preguntas frecuentes?

¿Qué es un tempmail?

Es un correo electrónico desechable generado por una página web, este correo puede durar activo entre 10 min o 40 min; y sirve para que te registres en sitios webs sin recibir spam a tu correo.

¿Existen otras alternativas a Rabbit Kast?

Si, y son muchas, entre ellas podemos destacar Rave, Netflix Party, Metastream, Scener o Twoseven.

Conclusión

Los primeros años de existencia del servicio de Rabbit fueron los mejores, ofrecía a los usuarios ver de manera remota películas y series con sus amigos, reaccionar e interactuar entorno a estos contenidos; todo esto gratis, sin mucha exigencia respecto al internet, el navegador o el computador en sí.

Después de la crisis del año 2019, Rabbit no volvió hacer lo mismo, ya que la empresa Kast sólo pudo adquirir algunas características de la antigua plataforma, y aún no logran el nivel que tenía esta.

Si quieres usar Rabbit Kast, te recomendamos que instales la aplicación en smartphone o que descargues el programa en tu PC; puesto que, en estos formatos no hay tantas limitaciones como las hay en la versión de ordenador.

Para proteger tus datos y no proporcionar tu correo electrónico verdadero, puedes usar un temp mail; siempre es la mejor opción, ya que, algunas empresas pueden llegar a vender su base de datos a empresas de publicidad para llenar tu bandeja de entrada de spam.

Si Rabbit Kast no te convence, y quieres buscar otras alternativas, te sugerimos que te suscribas a nuestra página para que no te pierdas las actualizaciones, guías y noticias que tenemos para ti sobre el mundo del internet.

Este artículo fue escrito con mucho amor para ustedes, déjanos tu calificación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario